lunes, 29 de diciembre de 2008

2008

Uniéndome a lo que hace todo el mundo (como no), aquí pienso escribir algo sobre este variado año.

Sería algo incorrecto escribir "otro año se va..." o "hasta aquí ha sido...", no encaja con lo que para mí ha significado. No es posible juzgar a la ligera trescientos días, han sido muchas cosas... Siempre, son muchas cosas. Ha habido un poco de todo, despedidas, bienvenidas, casos de Expediente X...

Empieza, como todos los años, con muchas promesas, un fiestón de lujo, un pedo de cumpleaños genial...

He dado portazo a intromisiones del pasado, hipócritas mensajeros de una filosofía no aplicada, he visto berrinches inexplicables que acabaron en una época genial del grupo que habito (si tú lo pasas bien, yo dos veces), un viaje a un festival que me permitió ingerir más alcohol que nunca (y aprovecharme de las consecuencias), he creado a Slow-Motion, me he unido al culto a Tempus, me he comprado una Wii (Friki), he descubierto Jamiroquai (dos veces), me he iniciado en el rol (aunque no ha sido muy perfecto, claro que no diría eso en un principio), muevo el sonido de un maravilloso programa de radio (El Complejo Lambda, todos los viernes de 22:00 a 23:00 en 103.4, Cuac FM), he destrozado locust con la motosierra, viajado a través de portales, curado a mi ruso preferido, seguido la vía chamanística, unido a Tuenti, cantado Billy Idol, visitado Lugo, Santiago (de marcha), Ortigueira... Y hago planes para Soria.

He jugado a ser abeja, sigo jugando a equivocarme, a hacer turismo por Rapture, a surfear por las ondas, a hacer ejercicio, a ser metalero, a posar para Kai Hensen, a hacerle cortes de manga a Bobby Ellsworth mientras le gritaba "Fuck You!", a aguantar el peso de una pequeña masa humana (nada grave)...

He probado lo que era improvisar en la noche, a saborear el buen caldo irlandés, descongelar un parabrisas a las seis de la mañana, la ginebra con lemon, el Frangelico de desayuno, las albóndigas gigantes especiadas con pelo de Pata, el épico gesto de Pizza...

Bromeado sobre el instrumento con el que hicieron el canal de panamá, sobre nuestros compañeros invisibles, sobre lo que la horda no hace, sobre las novias de sus amigos, sobre la cultura, el idioma o el dibujo japonés, sobre el marulo que tengo en casa, sobre las secretarias de al lado, sobre la bonita capa de pintura que mi madre le puso al coche, sobre mis casi cuarenta de fiebre con diarrea incluída, sobre Heroes IV o Metal Gear Solid: La Película, sobre el "Es muy 'grasioso' porque...", sobre la entrada en el baño de tías del centro de ocio, sobre Cañita recibiendo la genial oratoria del guardia de seguridad...

Cumplí con el café de cinco pavos, con mi conciencia, con la linea recta, con el "hrrrrrrrrrrrhm" de Pata (ñordo), con mi regalo de navidad a Félix, con mi regalo de cumpleaños a Félix, con la mayoría de mis puteos a Félix, y que coño, a todo el mundo. He cumplido por principios, he cumplido con la disculpa, o con mis propias mentiras, a ratos con mi hipocresía, y hasta a veces... con mi maldad.

He discutido por nada, por amistad, por noviazgo, por no dejarme avasallar, por evitar que me tomen el pelo, por no permitir que me acusen de algo que no he llegado a hacer, porque nadie ordene mi vida sin permiso, porque las broncas me las pega mi madre...

He repetido... sabores, amistades (las cuales he llegado a cambiar, en algunos casos), ciberamigos, sintonías, significados en esta entrada...

He aprendido sobre las pantallas de tubo, sobre la acción buena del "Chuache", sobre mi inglés incompleto, sobre el comportamiento orgulloso, sobre mi gente, sobre no dejarme las natillas en la nevera ajena, sobre pulsar el botón B cuando tienes el Lancer, sobre las relaciones...

Y sobre el detalle más importante.

La muerte.

Quizás nunca he sabido valorar todas las visitas que nos hiciste, cuando te agachabas a jugar conmigo siendo tan solo un crío. Eras el tío de mi madre, pero no tenías otro nombre para todos nosotros que no fuese "tío Juan". Cuando jugabas al mus con mis abuelos, y siempre te pegabas tu copita de Coñac, sonreías, como un condenado. Sonreíste durante catorce años de leucemia y un transplante de médula. Pero todo tiene un final, y ocurrió hace unos meses. Lloré, como acostumbro a hacer, como un crío, y no estabas ahí para decirme "Coño, Rober, no llores más, que ya pasó", que utilizabas, usando esos tacos ocasionales que viniendo de ti perdían todo su significado. Recuerdo que cuando estaba allí sentado, en Pompas, solo podía ver tu ataúd, pero me imaginaba que hasta después de haber exhalado el último suspiro, seguirías sonriendo, y pienso que seguirás sonriendo siempre. Recuerdo cuando viniste las navidades pasadas disfrazado de "Santa Claus" a pesar de tu ya débil estado, pero a sabiendas de que harías muy feliz a mi abuelo, el cual se amargaba viéndote empeorar, la foto que os hicisteis está allí, y cada vez que la veo no puedo evitar sentirme mal, porque estas navidades ya no estás, y obviamente, no es, ni será, lo mismo.

Te echo de menos, y sin duda has sido uno de los golpes más grandes que he recibido nunca, y la lección más dura que he tenido que aprender.

Sigue sonriendo, allí donde estés, y descansa, que ya has luchado demasiado.

Un saludo.

5 comentarios:

Lanselor dijo...

Si bien es cierto que soy un sentimentaloide, no he podido evitar llorar como un gilipollas hacia el final de la entrada.

Con respecto al resto, me alegra que tengas cosas que decir, aunque sea para llamarme ñordo.

Shiesu dijo...

Lo mismo digo yo, casi me sacas unas lágrimas :(

Feliz año Roberto!! =)

Lucia Silva dijo...

1-Cumplí con el café de cinco pavos
2-He repetido... sabores, amistades (las cuales he llegado a cambiar, en algunos casos), ciberamigos,

Un par de anotaciones.
Con respecto al punto 1: no cumpliste con el café jajaja
Con respecto al punto 2: hombreeeeee, te has acordado de mi en tu repaso del año, q se que me tenías en mente cuando escribiste eso, y ya sabemos x quien m cambiaste (guiño,guiño)
Al contrario q tus colegas, yo me he reído al leer todas las cosas frikis q has experimentado este año.Puedes decir tb q pRobaste la wii fiT! jajajajaja
Ya sabes q va todo con cariño
1beso, TeíLLo!

Minombre dijo...

natillas en neveras ajenas??0.0

picomike dijo...

Gran post!