domingo, 23 de noviembre de 2008

Leyendas (II): Duelo al Amanecer

Muchos os preguntaréis como es posible que existan figuras tan heroicas como El Subastador Legendario, pero realmente no es tan complicado como parece. A diario, mientras sale el sol, un buen puñado de subastadores pelean por su vida donde "El Pez Espada De Trescientos Setenta Y Cuatro Kilos" perdió la suya. Este no es un duelo común, no es un duelo que se decida por la fuerza (como los duelos entre placeras) o a base de jugar a los chinos (Esto lo explicaré otro día en profundidad), ni siquiera se decide por la tablilla de subastador más afilada.

Se decide a potencia de voz.

Tal y como ya comenté una vez, sobre las siete, siete y diez, la subasta comienza. Cuando el encargado pulsa el botón que abre el micrófono (rojo, seguro que ese botón es rojo) y dice las palabras mágicas ("Se procede con la subasta de litoral") el combate comienza. Y es ahí donde comienza este duelo al amanecer... Las miradas frías transcurren en apenas unas décimas de segundo... Los dedos acarician los bolígrafos preparados sobre la fría hoja... de papel.

Y gritamos, gritamos como locos... Allí, en la arena (ejem, lonja), las amistades se dejan fuera, y todos somos subastadores. Los momentos álgidos se producen en el choque de especies, cuando dos subastadores venden el mismo pescado. La batalla mas encarnizada que hayas podido ver queda reducida a una pelea de dos críos por un caramelo en comparación con esta obra del arte de la guerra.

Cada entonación fallida, cada gallo, cada decibelio perdido... es una ventaja para el rival, una ventaja que no te puedes permitir.

Dicen que gana el que mejor pescado vende, o el que está mas cerca de las vías principales por las que pasan los compradores... pero eso es mentira... Gana el que tiene mas pelotas.

Un saludo.

9 comentarios:

Gen.Harris dijo...

Interesante entrada. Los subastadores son elegantes combatiendo, pero dos buenas placeras dándose de hostias por una caja de pescado... no tiene precio. Estaría bien que nos ilustraras un día.

Lanselor dijo...

oh dios mio duelo de subastadores al amaecer...

Es como un pelicula de los 60 pero más guay.

xDDDD Es indiscutible que la calidad de la primera historia es mucho mejor, por que trata sobre uno de los expediente-x de los subastadores.

Roberto, Teodrak dijo...

Ah, las segundas partes nunca fueron buenas.

No obstante es cuestión de esperar.

Ladherna dijo...

Donde estén las placeras... xD
(por cierto, la plaza de Lugo perdió todo su encanto desde que la reformaron, ahora las señoriñas parecen más civilizadas y no mola)

Ukio sensei dijo...

Iba a hacer comentarios con chistes sobre películas acerca de subastadores en la recesión americana, interpretados por John Wayne bajo la dirección de John Ford, pero no puedo. Simplemente no puedo. He perdido la concentración. Por que?

La palabra de la verificación es "deculer".

Si supiese francés, sería horriiiiible.

Roberto, Teodrak dijo...

No debes comentar fumado, Ukio. xD

Ukio sensei dijo...

Pero la tentación es taaaaaaaaaanta

Minombre dijo...

Oh, te repites!
van a ser las Oreo...pásate a las Chiquilín y empieza poco a poco...

Minombre dijo...

Lo tuyo ya es Obsesión...te veo casado con una anchoa...